• Facebook Social Icon

Cra. 1 # 18a-12, Bogotá, Colombia

  • El Uniandino

Una mirada a los capitanes



El Uniandino hizo pequeños perfiles de los capitanes de algunas de las selecciones más exitosas en Uniandes. Estudiantes que han sorteado todo tipo de obstáculos, muchos de ellos institucionales, pero que aun así lo han ganado todo.


Fútbol sala femenino





Karen Susana Pava es una estudiante de maestría en filosofía y la actual capitana de la selección de fútbol sala femenino. Su carrera deportiva inició desde pequeña y la pasión por el fútbol la ha llevado en sus venas toda la vida. Inició en la selección desde su segundo semestre y durante cuatro años ha convivido con la doble vida de deportista y estudiante. La responsabilidad de ser capitana la asustó un poco al inicio, pero debido a su carisma innato y a su compromiso con la selección, ha podido llevar con dignidad el peso de su posición y se ha convertido en ese referente, tanto dentro como fuera de la cancha, que sirve como pilar del equipo. Actualmente juega de libero y siente que parte de su proceso personal más importante con la selección ha sido aprender a dominar esa posición y a ser respetada y reconocida tanto por su equipo, como por los equipos rivales. Los largos entrenamientos tratando de perfeccionar su “pateo” le han permitido mejorar en esa posición, e indirectamente han construido una mentalidad de compromiso y dedicación, cualidades esenciales a la hora de competir al más alto nivel universitario. No siente que haya renunciado a parte de su vida por el fútbol sala; por el contrario, siente que la pasión que este deporte le despierta la ha motivado a lo largo de su carrera. El fútbol sala le ha dado alegría, orden y buenas amistades y ese ha sido un pago más que suficiente por el tiempo que le ha dedicado.


Voleibol de arena





“Cuando se quiere, se puede” dice el refrán y Angie Melissa García es la prueba viva de que la sabiduría popular rara vez se equivoca. Su vida como estudiante de arquitectura e historia del arte no le ha impedido mantenerse en el tope del mundo deportivo universitario. El voleibol corre por la sangre de su familia, sus dos hermanas y sus padres también lo han practicado y fue su hermana, capitana de la selección de voleibol del colegio, quien la inició en el deporte. Siente que la influencia de su familia ha contribuido enormemente a crear ese espacio que ocupa el deporte en su corazón. El paso de voleibol de piso a voleibol de arena, durante su segundo semestre en la universidad, implicó un esfuerzo físico y mental que ha exigido el máximo de sus capacidades. La lucha contra la arena y la versatilidad de posiciones que se deben asumir en este deporte, acompañadas de la dificultad psicológica que implica estar conectada con su dupla, han llevado a Angie a mejorar cada día y a dar lo mejor de sí misma en cada uno de sus entrenamientos. La selección le ha brindado apoyo y una visión de la vida que le ha permitido replantearse el trato con los demás y la organización de su tiempo, brindándole herramientas para crecer como persona. El cariño y el respeto son las dos palabras con las que Angie describe lo que siente por el deporte, las mismas palabras que le han permitido ganar su posición como capitana; el respeto por su antigüedad y su nivel y el cariño que ha forjado con sus compañeras a lo largo de los últimos años. Espera que el voleibol la acompañe el resto de su vida y las enseñanzas que le ha dejado este deporte, por el que sólo tiene agradecimientos, la impulsan a mantener firme su añoranza.



Atletismo





El atletismo acompañó a Juan Andrés Rincón durante sus últimos cuatro años de colegio y ahora lo hace durante sus siete semestres de economía en la Universidad de los Andes. Desde que inició con el deporte sólo se ha separado de él por una lesión en su tobillo, la cual desembocó inevitablemente en una operación que lo tuvo lejos de las pistas durante siete meses. Inició en la selección principalmente como un mecanismo para motivarse personalmente a hacer deporte y no dejarse consumir por la vida académica. Hoy en día, siete semestres después, puede ver con ojos alegres al pasado y darse cuenta de que tomó la decisión correcta. Sus especialidades están en el salto largo y en pruebas de velocidad, en donde corre los 100 metros planos, los 200 metros planos y los relevos de 4x100 y 4x400. El compromiso con la selección ha sido construido gracias a la templanza de su carácter y a los buenos referentes que ha tenido, como Ariel Capote, el anterior capitán de la selección, con quien sólo tiene palabras de agradecimiento y respeto. Recuerda con nostalgia y admiración a su anterior capitán y espera este semestre estar a la altura de la responsabilidad que se le ha asignado, la cual llevará con la dignidad que el puesto exige, pues la templanza de su carácter y su capacidad para liderar son evidentes a simple vista. El deporte lo siente como un espacio de liberación de su vida académica, en donde puede reiniciarse emocional y mentalmente, ayudándolo a balancearse como persona. Dice que sin la ayuda del deporte le sería difícil mantener su admirable promedio de 4.5 y siente que todos deberían practicar un deporte en la universidad, así sea sólo como mecanismo de balance.




Por: Carlos Bueno

Fotografías: Natalia Giraldo, salvo la de Atletismo que fue cortesía del mismo Juan Andrés Rincón

49 vistas
Logo.PNG
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now