• El Uniandino

Persona 5: un JRPG con una identidad única



Inicialmente lanzado en 2016 exclusivamente en Japón para posteriormente ser lanzado al resto del mundo en 2017, Persona 5 es un rpg japonés (JRPG) desarrollado por ATLUS para la Playstation 3 y la Playstation 4, perteneciente a la franquicia del mismo nombre. Con críticas mayoritariamente positivas tanto por la prensa especializada así como por los usuarios, Persona 5 es uno de los JRPG más recientes con mejor recibimiento por parte del público y razones no faltan pues, a pesar de contar con algunos fallos en apartados tales como su historia, cuenta con elementos sólidos en ámbitos como su propio gameplay y su apartado gráfico que le brindan una identidad única que lo diferencia de otros juegos del género.


Ambientado en un Tokio moderno, Persona 5 nos presenta a nuestro protagonista apodado como “Joker” quien, junto a otros adolescentes con sus propias motivaciones, conforman al grupo llamado “Los ladrones fantasma” cuyo objetivo es reformar la sociedad. Gracias a poderes otorgados por sus propias “Personas” (manifestaciones de sus personalidades), estos personajes son capaces de adentrarse en los corazones de adultos y robar sus deseos corruptos para que estos cambien su forma de actuar para bien. A pesar de que la premisa de este juego es interesante y resulta medianamente original, también es uno de sus puntos más débiles. Si bien se llegan a tratar temas con mucho potencial tales como la existencia de una verdadera justicia y el significado de la libertad, la trama del juego se queda corta o, por lo menos, no explota a profundidad dichos temas. Cosas como la dualidad entre el bien y el mal, por ejemplo, se simplifican significativamente. Para un JRPG la historia es sumamente importante, pero la de Persona 5, sin llegar a ser mala, se queda corta en comparación con otros juegos del mismo estilo.


Ahora bien, al igual que en entregas anteriores, Persona 5 presenta dos tipos de gameplay: por un lado, aquel que toma lugar en los corazones de las personas y que incorpora combates, elementos propios de los RPG y, sobretodo, exploración de mazmorras (dungeon crawling). Por otro lado, está aquel en el cual tomamos el rol de un estudiante común y corriente en el cual se ponen en práctica diversos elementos propios de un juego de simulación social.


Con respecto al primero, a lo largo del juego nos adentraremos en diversas mazmorras (denominadas “palacios”) en los cuales tendremos que ir avanzando hasta al final resolviendo diversos puzzles y, sobretodo, enfrentándonos a distintos enemigos. Las batallas de este juego siguen el mismo núcleo que ha caracterizado a los juegos de la serie Megaten (pertenecientes a la franquicia de Megami Tensei), es decir, combates por turnos en los cuales existe un sistema de debilidades y fortalezas con base a afinidades elementales. Además de poder realizar ataques cuerpo a cuerpo y a distancia, los personajes podrán invocar a sus “Personas” capaces de realizar habilidades mágicas de electricidad, hielo, viento, entre otros. Aprovechar este sistema posibilita derribar a los enemigos que permite poner en juego ciertas mecánicas como el denominado “1-more”, que le brinda al jugador un turno extra, haciendo que el combate adquiera dinamismo mientras que simultáneamente incita al jugador a planear estrategias con anterioridad.


Por otro lado, cuando no se está avanzando en alguna mazmorra, el juego se convierte en un simulador social en el cual se tiene que gestionar el tiempo del día para realizar distintas acciones. La ciudad de Tokio presentada por Persona 5 está llena de lugares con distintas actividades que podemos realizar para obtener una gran variedad de beneficios: ir al gimnasio para aumentar los puntos de salud, comprar objetos para los combates en distintas tiendas y, sobretodo, realizar acciones que ayudan a incrementar las estadísticas sociales del protagonista (coraje, encanto, conocimiento, etc.), las cuales son fundamentales para interactuar con otros personajes. Gran parte de la esencia de este tipo de gameplay es interactuar con los distintos aliados, llamados “confidentes”, que iremos haciendo a lo largo del juego. A partir de un sistema de niveles en estas relaciones, es posible ahondar en sus historias al mismo tiempo que se van adquiriendo distintas habilidades únicas de cada uno que ayudarán en el apartado del combate. Así pues, en vez de ser un complemento innecesario, este tipo de segmentos alejados del combate son elementos esenciales para conocer el mundo en el cual se establece la historia a la vez que brinda beneficios que hacen que los combates y los elementos de rol sean más interesantes.


Finalmente, los últimos dos ámbitos en los cuales Persona 5 logra resaltar son su apartado gráfico y su apartado sonoro. Este juego no apunta a un estilo enfocado al realismo, teniendo una estética que se asemeja más a algo que se podría encontrar en una novela gráfica. Cosas como los menús y las distintas interfaces del juego, por ejemplo, tienen una paleta de colores en las cuales se aprovechan tonos rojizos y negros que, junto con un estilo propio de un cómic, le da una identidad única que se aleja de los menús “técnicos” de otro tipo de juegos, sin sacrificar en ningún momento la intuitividad, elemento esencial para cualquier JRPG. El apartado sonoro, por su parte, no se queda atrás. Gracias al trabajo de Shoji Meguro (compositor recurrente en la franquicia Megaten), Persona 5 cuenta con una selección bastante amplia de temas musicales que se acomodan a las distintas situaciones presentadas a lo largo del juego, siguiendo el concepto de la música programática. Ya sea para un dia lluvioso o para una batalla especial, las melodías de este juego se encuentran inspiradas en una gran variedad de géneros musicales que van desde el “acid jazz” hasta sonidos ligados al rock tradicional.


Para concluir, Persona 5 es un JRPG que, hasta el día de hoy sigue dando de qué hablar. Contando con varios spin offs e incluso una versión extendida, es un juego que ha logrado mantenerse vigente ganando elogios debido a aquellos elementos comentados anteriormente. Si bien está lejos de ser una obra maestra, sus peculiaridades con respecto a su gameplay y el trabajo evidenciado en su apartado sonoro y gráfico hacen que sea una experiencia bastante grata. Ya sea para adentrarse en el mundo de los JRPG’s o simplemente para buscar un juego divertido, Persona 5 es una buena opción para aquellos que buscan una nueva adición para sus propias bibliotecas.


Por: Héctor David Escamilla Peralta



26 vistas
  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2020 EL UNIANDINO