• El Uniandino

De Zoom a las canchas: El retorno progresivo de los deportistas universitarios a la presencialidad

Actualizado: mar 26


A diferencia de otros países, en las universidades colombianas el deporte no ha sido protagonista. Tanto así que casos como los del “ingeniero” Duque, egresado de la Universidad de los Andes y ex capitán de Millonarios son más bien contados y están llenos de retos. Actualmente, enfrentando la situación atípica por el COVID-19, los escenarios deportivos han abierto sus puertas progresivamente bajo estrictos protocolos. Los entrenamientos grupales ahora requieren de la toma de temperatura, distanciamiento entre los participantes y un frecuente lavado de manos, lo que significa un reto para los deportistas universitarios en el marco de la ‘nueva normalidad’.


Ciertamente las diferentes universidades del país, y específicamente de Bogotá, han tenido que hacer grandes esfuerzos por mantener sus actividades deportivas desde que la emergencia sanitaria se decretó en Colombia en marzo del 2020. Afortunadamente para los deportistas, la decisión de las diferentes instituciones ha sido la de mantener los entrenamientos, así fuera de manera virtual, y ya empiezan a regresar a los escenarios deportivos.


Luego de hacerle seguimiento a este tema desde el semestre pasado, encontramos que la primera en plantearse el regreso fue la Javeriana, que desde noviembre del año pasado abrió sus escenarios para los integrantes de diferentes selecciones deportivas y que progresivamente ha expandido estas oportunidades a los miembros de su comunidad. A la fecha de cierre de esta publicación, la Universidad de los Andes, Externado y Rosario ya cuentan con planes en los que poco a poco deportistas y miembros de sus respectivas comunidades podrán regresar a los escenarios deportivos, mientras que, los deportistas de la Universidad Nacional de Colombia se encuentran a la espera de alguna comunicación sobre cuándo y cómo se dará este regreso, por lo que no queda más que esperar y prepararse para el retorno deportivo.


Un vistazo a cada una de estas instituciones


Universidad del Rosario


Por medio de una respuesta escrita que nos brindó Carlos Rincón, jefe de deportes de esa universidad, este periódico conoció que a pesar de los retos que trajo la pandemia, el área de deportes en esta institución logró adaptarse, en gran medida, gracias a que no ha sufrido de reducción alguna en el presupuesto con el que suele disponer. Al preguntarle a este por las decisiones que tuvieron que tomar para el segundo semestre del 2020, nos contó que “tuvimos que aplazar algunos torneos que necesariamente se desarrollan de manera presencial, como la liga rosarista de fútbol, […] sin embargo, se adaptó de manera virtual el torneo de ajedrez y la oferta de recreación con torneos de videojuegos en diferentes plataformas, logrando conectar a toda la comunidad rosarista”.


Rincón resalta que aunque ha sido todo un reto, la contingencia les ha permitido identificar oportunidades de diversificación en los programas y servicios que ofrecen. De allí han salido ideas como la primera carrera de 5k virtual o el concurso de saltar lazo, en el que participaron varios miembros de la comunidad rosarista, entre ellos Laura Mariana Gomez, estudiante de cuarto semestre de Relaciones Internacionales y que hace parte de la selección de natación de dicha universidad.



Gómez nos contó que ha sido muy difícil ajustar los entrenamientos a la virtualidad, dado que entrenar natación sin piscina es prácticamente imposible; sin embargo, para ella ha sido fundamental el trabajo y los espacios que su entrenador, Edgar Cadena, ha creado en medio de la virtualidad, tanto así que ella percibe que en su selección, todos “se sienten más unidos”, algo ciertamente difícil de encontrar en estos momentos.


Alejandra Galindo, estudiante de Administración de negocios internacionales y voleibolista nos dijo que afortunadamente para los rosaristas, desde hace un par de semanas han regresado los entrenamientos presenciales. Sin embargo, comenta que “estos entrenamientos aún son muy alejados a lo que estábamos acostumbrados”, haciendo referencia a la necesidad de mantener el distanciamiento social, lo que en deportes de conjunto dificulta bastante la práctica de esas disciplinas.


Universidad Externado de Colombia


Jhon Jairo Velásquez, coordinador de deportes de esta universidad, le dijo a El Uniandino, que sin duda ha sido complejo no haber contado con los escenarios deportivos para llevar a cabo las diferentes actividades, pero se ha logrado desarrollar una modalidad teórico/práctica en la que se sigue motivando el deporte en la universidad, no solo para los miembros de selecciones deportivas, sino también para los demás estudiantes.

También nos contó que la totalidad de las selecciones se encuentran realizando entrenamientos virtuales, y que la mayoría de los cursos deportivos se han mantenido, salvo “porrismo y patinaje, que se detuvieron por cuestiones de proveedores”, según nos contó el coordinador de deportes del Externado a finales de 2020.


Este periódico también entrevistó a un deportista de la selección de tenis de campo de dicha universidad, Juan Pablo Camino, quien afirmó que aunque se mantuvieron las selecciones deportivas con la misma intensidad y la universidad ha tratado de mantener a los estudiantes activos, siente que “no conecta lo que dice bienestar con las facultades”. Frente a lo anterior, arguye que falta comunicación ya que el área de bienestar (encargada de deportes) ha realizado grandes esfuerzos por adaptarse, pero como indicó Camino a finales del año pasado, en su momento no se le veía la intención a la universidad de permitir los entrenamientos presenciales.


Una versión similar nos entregó Juan Camilo D’Acosta, quien cursa su tercer semestre en Administración de Empresas y también hace parte de la selección de tenis de campo. Opinó hace algunas semanas que “la universidad debe tomar asuntos en el tema, buscar desarrollar alguna planeación para que se abra la opción de realizar algunos entrenamientos presencialmente”. D’ Acosta también menciona que hay un reto grandísimo para los deportistas que no cuentan con el espacio suficiente para entrenar de manera virtual. Afortunadamente para los deportistas, los directivos de la universidad en una comunicación reciente le hicieron saber a los estudiantes que después de Semana Santa comenzará el retorno progresivo al campus.


Pontificia Universidad Javeriana


“Lo remoto desgasta […] pasamos de 72% de participación al inicio de la pandemia a un 68% aproximadamente para octubre del año pasado”, afirma Francisco Sandoval, director del centro de formación deportiva de dicha universidad.


La Javeriana ha logrado mantener todos los contratos dependientes del área de deporte sin disminuir las horas de ninguno. Según Sandoval, desde principios de agosto de 2020 han venido revisando y buscando la forma de cumplir con los protocolos para volver, gestión que se capitalizó a principios del mes de noviembre del año pasado. En cuanto a lo anterior, Víctor Borrero, estudiante de décimo semestre de Ingeniería Industrial y miembro de la selección de Karate-Do de la Javeriana, nos dijo “el comunicado de ellos y la decisión de ellos era que durante todo este semestre sería 100% virtual, pero de la noche a la mañana, hubo el cambio de decisión de que sí, lo iban a hacer presencial”.


Borrero agregó que estos entrenamientos presenciales son de una hora aproximadamente, pero que aunque no sean tan largos, son un gran paso hacia un retorno a los entrenamientos presenciales. El Uniandino también entrevistó a Paula Montenegro, estudiante de último año de Ingeniería Industrial y miembro de la selección de atletismo, quien nos contó lo difícil que ha sido adaptarse al entrenamiento virtual, principalmente por dos aspectos; por un lado, la necesidad de una pista para el adecuado entrenamiento, y por otro, por lo difícil y además poco recomendable que es entrenar atletismo con tapabocas.

Montenegro agrega que la universidad se ha esforzado por llevar a cabo actividades y retos interesantes como el PUJ Challenge, en donde los estudiantes tienen la posibilidad de participar en diferentes actividades deportivas en las que compiten con otros miembros de la comunidad javeriana de manera remota.


En cuanto al semestre 2021-1, los deportistas de dicha institución han podido regresar al campus para llevar a cabo sus entrenamientos presenciales desde el pasado 11 de febrero. Cabe mencionar que ellos aún se encuentran en un proceso de alternancia, donde semanalmente realizan entrenamientos tanto presenciales como virtuales.


Universidad Nacional de Colombia


Si bien no fue posible contactarse con miembros del área administrativa de deportes, El Uniandino logró comunicarse con varios deportistas de esta universidad, entre ellos Jan Franco Chaves, estudiante de décimo semestre e integrante de la selección de baloncesto. Él nos contó lo difícil que le pareció adaptarse a los entrenamientos virtuales, ya que no todos tienen el espacio para siquiera driblar un balón. Al igual que en las demás universidades, los entrenamientos se han mantenido. Aunque según él, se percibe una reducción en la asistencia de los deportistas. Al preguntarle sobre las demás actividades deportivas que realizaba la universidad antes de la pandemia, además de las selecciones, él nos cuenta que “los cursos libres han tenido una buena recepción, la universidad se ha encargado de que bienestar -departamento encargado de deportes- se mueva y no se quede quieto”.


Chaves agregó que el futuro es incierto, ya que según le ha comentado su entrenador: “[La Universidad Nacional] al ser una universidad pública, se tienen que amoldar a las medidas que tome el gobierno, por ende, no hay por el momento posibilidades de retomar en el campus”. Lo anterior lo confirmó Ángel Gereda, estudiante de noveno semestre de ingeniería civil y miembro de la selección de levantamiento olímpico, quien dijo “por ahora la universidad no ha dado fechas de regreso o de alternancia para deportes”, argumentando que esta debe acogerse a las decisiones del gobierno local y nacional.

Hablamos con Laura Daniela Arenas estudiante de Terapia Ocupacional y miembro de la selección de levantamiento olímpico dentro del marco de la halterofilia. Ella nos contó que los retos para mantenerse activa en la virtualidad han sido grandes, principalmente porque la halterofilia requiere de implementos que no son fáciles de conseguir, “cualquier persona podría pensar que con ir al gimnasio ya tenemos todo porque allá hay discos, barra y pesas, pero esto no es así porque los discos no suelen ser de levantamiento olímpico que son los que necesitamos” nos dijo Arenas.


Al preguntarle a Arenas sobre la gestión de la universidad frente al deporte en el marco de la pandemia, nos comentó que ha sido muy positivo que sigan contratando a los entrenadores ya que ellos están pendientes del proceso, sin embargo, lamentó que la universidad ha estado muy cerrada con la idea de prestarles los implementos que necesitan. Arenas también nos dijo “no nos han comunicado nada acerca de regresar a los entrenamientos presenciales”, pero afortunadamente no todo ha sido malas noticias, “una buena anécdota es que en diciembre del año pasado participamos en una competencia en Chía con otras universidades lo que nos permitió volver a vernos con algunos de nuestros compañeros” agregó.


Universidad de los Andes


A finales del año pasado, El Uniandino entrevistó a Juan Felipe Gómez, estudiante de octavo semestre de Ciencia Política y Economía y miembro de la selección de natación. El nos contó que uno de los retos que persistían estaban relacionados con que “por más que se intenten mantener los horarios es muy distinto entrenar frente a un computador, en comparación al ambiente que se genera cuando uno está con las demás personas”, además de que en el caso de natación agregó en su momento que “no se ha podido ir a nadar en mucho tiempo y el entrenamiento fuera de agua no es suficiente para mantener el ritmo y continuar con el proceso deportivo”.


Varios deportistas con los que hablamos, incluyendo a Gómez, sostienen que los entrenamientos virtuales redujeron su motivación durante el tiempo en el que el Centro Deportivo estuvo cerrado. Esto incluye a Karen Sánchez, estudiante de Ingeniería Mecánica miembro de la selección de atletismo y capitana de la selección de rugby. Sánchez concuerda con Gómez, quien manifestó que “la motivación ha sido complicada, ya que al entrar en una selección uno busca en cierta medida la competitividad”, aspecto que desde marzo del año pasado no ha sido posible retomar en el deporte universitario, ya que tanto los eventos de Cerros y ASCUN fueron cancelados. Adicionalmente, ella nos indicó que a comparación de otros deportes, regresar a la “normalidad” en el rugby será todo un reto, ya que este es un deporte que requiere de contacto.


Sánchez resalta el interés de la universidad por buscar la seguridad de todos los estudiantes por medio de diferentes métodos que van desde la encuesta de caracterización hasta la comunicación con delegados de las selecciones.


La Universidad de los Andes ha intentado mantener eventos como el festival de aeróbicos y distintas clases deportivas abiertas para que la comunidad uniandina se mantenga activa a pesar de la virtualidad. Adicional a esto, se crearon nuevos eventos como el primer torneo interno virtual de atletismo o las dos semanas de “entrenando con la sele”, iniciativas que surgieron por parte de los estudiantes pertenecientes a las selecciones deportivas para llegarle a toda la comunidad uniandina.


Fue en ese contexto en el que llegó el comunicado que envió la rectoría el pasado 3 de febrero, donde se indicó que para el 15 de febrero se abrieron diferentes espacios del campus, entre estos el Centro Deportivo. Si bien a la fecha ningún entrenamiento de selecciones se ha realizado de manera presencial, ya hay clases como abdomen de impacto que han realizado algunas sesiones en el Centro Deportivo, además de que desde el 1 de marzo se abrieron los espacios del gimnasio. Por otro lado, se le comunicó a las selecciones deportivas que se espera que para el mes de marzo se realice un entrenamiento en el campus, y que dependiendo de cómo esté la situación en términos de picos de contagio y medidas determinadas por la alcaldía, es posible que para abril se busque la alternancia en los entrenamientos. También se indicó que se buscará priorizar los deportes individuales y que puedan realizarse al aire libre.


Este periódico buscó a Laura Marcela Jiménez, Coordinadora de deportes de la universidad y a María Gilma Simbaqueva, Gestora administrativa de cursos y selecciones con la intención de obtener mayor información desde el área administrativa, sin embargo, la respuesta de ambas fue negativa.


¿Qué se puede esperar del deporte universitario en el futuro próximo?


Si bien estas universidades han realizado múltiples esfuerzos por mantener vivo el deporte universitario desde la virtualidad, los retos para los deportistas sin duda han sido enormes. Los estudiantes de estas instituciones han tenido que buscar la forma de mantenerse motivados y de evitar la pérdida de su nivel deportivo aunque las circunstancias han sido, y todavía son, muy adversas; sólo queda esperar para ver cómo evoluciona la situación y si en la Nacional le apostarán a un regreso rápido de los deportistas a las canchas.


Lo importante será retomar el nivel pronto, pues, en cuanto a las competencias, la red de ASCUN Bogotá ha tomado la decisión de reanudarlas en cuatro disciplinas, entre las que se encuentra Atletismo y Ajedrez. Por otro lado, ASCUN informó que dependiendo de la evolución de los picos de contagio se irá viendo la posibilidad de ir reactivando paulatinamente las competencias de otros deportes como lo son los de equipo.


_________________________________

Por: Juan Diego Agudelo Carrasquilla





56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2020 EL UNIANDINO